Ferias y Mercados Medievales

Los mejores Mercados Medievales y todas las Ferias Medievales en España



La diferencia básica entre ferias y mercados radica en la periodicidad y magnitud. Las ferias solía ser anuales, con una duración de más de una semana y el tipo de producto podía venir tanto de las zonas cercanas, como ser mercancías que recorrían grandes distancias. Estas materias pueden ser desde paños, lienzos, piedras preciosas o joyas, a productos más típicos como leña, hortalizas, carnes y pescados. En muchas ocasiones se negocia al por mayor con grandes partidas de materiales.

Los mercados en cambio suelen durar un día y se celebran semanalmente, mercadeando los excedentes de los campos cercanos y en ocasiones productos venidos de afuera. Pero la función principal es la de abastecer a la población de productos básicos, que generalmente proceden de las cercanías.

Tanto ferias como mercados fueron fomentados por reyes y señores. Esto supondrá una activación económica que beneficiará monetariamente a los estamentos superiores a través del cobro de impuestos.

 

Los mercados

La economía entre los siglos IX-XIII es predominantemente agroganadera, pero comienzan a desarrollarse una actividad comercial que se desarrolla en los mercados. La implantación de la moneda como forma de pago más utilizado va a influir positivamente en la aparición de estos mercados. El Camino de Santiago actúa como un elemento favorecedor con la llegada de mercaderes, que dan impulso a la economía. Otro factor decisivo es la activación de la vida urbana. La concentración de población en las localidades provoca la necesidad de abastecer de materias primas a la ciudad. Los mercados terminan convirtiéndose en permanentes o Azoques, que posibilitan intercambios y relaciones. Con el tiempo despuntará un mercado de larga distancia con productos traídos del mundo musulmán y franco. Van a contar con la protección de los reyes. Solían celebrarse semanalmente.

 

Las ferias

Las ferias se documentan a partir del siglo X en torno al Camino de Santiago. Éstas perviven gracias a los beneficios que les conceden los reyes a lo largo de la edad media. Tienen un factor económico muy importante, reyes y señores concedieron ferias a las ciudades más importantes, otorgándolas exenciones. La actividad ferial está regulada con puntos de ventas y dispensas a todos aquellos que acuden a la feria. La corona o los señores que promovían la feria garantizaban la seguridad en ella. Estas actividades feriales se multiplican en los núcleos urbanos conquistados.


Los inventos de la Edad Media

Molinos de viento

los primeros molinos que se construyeron fueron los llamados molinos de sangre, en los que la piedra móvil (llamada muela o volandera) era movida por animales o por esclavos. Los romanos aprovecharon la energía del agua para mover la muela; creando los llamados molinos de agua. Finalmente, los persas llegaron más allá y aprovecharon la energía del aire para conseguir el movimiento de la muela del molino. Estos molinos, que utilizan la energía eólica, fueron llamados molinos de viento.Los cambios en las técnicas agrícolas dieron lugar a la posibilidad de plantar mucho más grano con menos ampesinos en el campo. Pero con tantas personas que se trasladaban del campo a la ciudad, faltaba gente para moler el grano manualmente y hacer arina para elaborar pan. Por ello, los molineros recurrieron a la fuerza del viento.

Rejoj Mecánico

Tal vez ningún invento rige tanto nuestras vidas como el humilde reloj. Los relojes cuentan las horas, los minutos y los segundos de nuestros días, desde que nos despertamos hasta que nos dormimos. Pero no siempre ha sido así. Antiguamente, los cazadores y los primeros agricultores segían el tiempo con el Sol y las estrellas, y el paso de las estaciones les servía de calendario. Hasta las primeras civilizaciones, la gente no comenzó a dividir el día en períodos. Los antiguos babilonios y egipcios crearon los relojes de sol, que medían las horas por el movimiento del Sol. Más adelante, los griegos y los chinos, construyeron relojes de agua, que funcionaban día y noche. Pero fue en la Europa medieval en donde se crearon los primeros relojes completamente mecánicos, accionados por pesas y muelles.

 Maquina de tejer horizontal

James Hargreaves invento (1764) la famosa Jenny, podia hilar hasta 8 copos de lana al mismo tiempo.

James Hargreaves; 22 de abril de 1720) fue un tejedor y carpintero de Lancashire, Inglaterra. Inventó la spinning jenny en 1764.

Junto con Richard Arkwright, Hargreaves es uno de los nombres más conocidos de la Revolución Industrial en Gran Bretaña, aunque se sabe poco sobre su persona. Nacido en Stanhill en Oswaldtwistle en Lancashire, vivió en Blackburn, que por entonces no era más que un pueblo de unos 5 000 habitantes, conocido por la fabricación de los “Blackburn greys”, ropajes hechos de una trama de lino y algodón que normalmente se enviaban a Londres para que allí se les imprimiera algún motivo. La demanda de hilo de algodón desbordó pronto a la oferta, pues la rueda de hilar de un sólo hilo no podía abastecerla.

Se dice que la idea de la Jenny se le ocurrió al ver una rueda de un solo hilo girando sin control en el suelo en posición horizontal. Se dio cuenta de que si se situaban varios husos alineados y la rueda se ponía en horizontal en lugar de en vertical se podrían hilar varios hilos a la vez. Esta idea pudo nacer en la cabeza de Hargreaves o quizás en la de Thomas Highs, que tenía una hija llamada Jenny: las fuentes están en desacuerdo.