IV MERCADO MEDIEVAL EN MARACENA

DEL 27 AL 29 DE MARZO DE 2015

Programa del IV Mercado Medieval en Maracena

Comparte esta página en:

IV MERCADO MEDIEVAL EN MARACENA

DEL 27 AL 29 DE MARZO DE 2015

 

  • Músicos
  • Cetrería
  • Pasacalles
  • Espectáculos de Fuego
  • Juegos Lúdicos
  • Tiro al Arco
  • Carrusel Ecólogico
  • Castillo Hinchables 
  • Talleres Gratis
  • Puestos artesanales y alimentación

El origen de Maracena se pierde en el tiempo y es posible que haya que buscarlo en la época romana. Así lo atestigua su nombre, Maracena, que según el insigne lingüista e historiador Ramón Menéndez Pidal atribuye al poseedor de la Villa o Villae en esa época. 

Mercado Medieval en Maracena, marzo
Mercado Medieval en Maracena, marzo

La Villae, auténticos precursores de los cortijos andaluces, eran unas edificaciones enormes propiedad de un hacendado y que con frecuencia eran nominadas con el nombre de su poseedor

En este caso Menéndez Pidal apuesta por el nombre propio de Maratius aunque en su libro "Toponimia Prerrománica Hispana" duda de si ese nombre llegó a existir. Yo personalmente pienso que el verdadero nombre fue el de Villae Martiana. Esta es la fórmula más acertada debido a la evolución posterior en época árabe. Que Maracena era un centro importante de población lo demuestra el que en la actual Casería de Titos se halló en la década de los 70 una piedra de molino de aceite datada en el siglo II d.C. Curiosamente aún, 1800 años después, se sigue moliendo aceite en esta parte del término municipal de Maracena.

La época visigótica no dejó apenas vestigios en nuestra localidad aunque sí en zonas muy cercanas como el Cortijo Marugán en Atarfe o en la toponimia de Peligros con el conocido cerro Vándalo. Tribu germánica expulsada de la Península Ibérica tras el Tratado entre Visigodos y Roma.

En 711, con la llegada de los pueblos árabes y del Norte de África a Hispania, Maracena empezó a cobrar verdadera relevancia como población. En ese año o en los inmediatamente posteriores se estableció en Maracena una importante familia procedente del norte de la península arábiga, los Muharibíes. Este clan, perteneciente a la tribu de los Qaysitas, de la mano de su jeque Honayda vivió durante varios siglos en Maracena. Uno de sus descendientes, Sawar ibn Handum Al Muharibí, fue en 889 Caudillo del Ejército árabe que repelió la revuelta muladí de Ibn Hafsun. Sawar hizo fortificar Qastilya, antigua fortaleza romana ubicada en el monte de la Sabika. De su iniciativa surgieron las Torres Bermejas y la Alcazaba, embrión de la Alhambra de Granada.